2/12/2016

Rebajas: el cementerio de las tendencias que no triunfaron.


Como os podéis imaginar, este post estaba pensado para el pleno apogeo de las rebajas, algo así como la mitad de enero, cuando todavía todas las tiendas estaban llenas de carteles rojos; el mejor sitio para analizar qué no se ha vendido... Y por qué. De todas formas, el objetivo es muy simple: os propongo volver la vista atrás y analizar qué tendencias has triunfado y cuáles se quedaron en la percha.

Por supuesto, que algo se ponga de moda en el mundillo y que la tendencia en cuestión se filtre al grueso de la población son cosas muy distintas. Y para ello no hay mejor indicador que las rebajas en una tienda de Inditex.

La pasarela dice una cosa, las revistas la ratifican, los altos estamentos del mundo blogger se tiran a la piscina y las tiendas se ponen manos a la obra trabajando en una pauta común. Sin embargo, en última instancia, es esa chica de entre 13 y 17 años, tan castigada por los prejuicios sociales, la que se pone delante de la percha y da el veredicto que mueve el mercado. La calle manda. La prenda elegida poblará los armarios durante varias temporadas y las tendencias rechazadas volverán a dormir en el almacén hasta su siguiente y desesperada oportunidad. Como veis, esto no es muy diferente de la selección natural.
Vamos a echar un vistazo, como una suerte de darwinistas de la moda, para ver qué ha sobrevivido y qué acabó entre las perchas de rebaja, rechazado.

✘ La calle dice no: Terciopelo

Estas Navidades se han escrito ríos de tinta digital acerca del terciopelo. La élite blogger se apuntó con entusiasmo a los palazzo, a las chaquetas y a los zapatos de este tejido, indudablemente elegante, si bien no apto para todo el mundo. Las pelusas, el calorín y la escasa adaptabilidad al estamento llano de la moda ha inclinado la balanza hacia el abandono.
Barbara Ders

 ✔ La calle dice : Cuero.

No falla. Es el amigo fiel de la noche, en chaquetas, pitillos y jerseys deconstruidos. El cuero la polipiel (vamos a ser realistas) es la piedra filosofal de la moda. Por mucho que las revistas traten de innovar en cuestiones de looks festivos, tendemos a ser tradicionales. Y que no falte el pintalabios rojo.


La calle dice no: Culottes

Los culottes pertenecen a la categoría de prendas sólo aptas para modelos escandinavas de altura superior al metro ochenta. Si eres de altura media y los llevas con cierto titubeo, lo más probable es que te acabes sintiendo un Hobbit. Parecen cómodos de narices, eso sí. Pero la gente parece tirar a lo seguro (traducción: pitillo) y dejar las holgaduras para estar por casa.
Esra E.

La calle dice sí: Cropped jeans

Siempre pitillos, como no podía ser de otra manera. Tal vez la moda de las zapatillas deportivas que dejan el tobillo al aire ha tenido algo que ver, tal vez las temperaturas escasamente invernales han hecho necesario buscar un punto de refrigeración para compensar la presión del corte "skinny". El caso es que las calles se han llenado de hordas de jóvenes dispuestos a cruzar el río.

Shimi E.

La calle dice no: Maxijerseys de punto.

Tal vez sea exceso de producción, pero las rebajas están llenas a rebosar de artículos de punto de proporciones titánicas y, en algunos casos, cortes un tanto esperpénticos que no hacen difícil imaginar por qué tienen que venderlos a precio de saldo. Jerseys: bien. Jerseys hasta las rodillas, con flecos, mangas francesas y un dibujo de Mickey Mouse: Nope.
No he encontrado una foto adecuada para ilustrarlos. Creo que son una especie que sólo aparece en rebajas.


La calle dice sí: Parkas


Consideradas como epidemia por la OMS... Vale, un tanto drástico. Pero las parkas se han extendido de forma exponencial en los últimos años. Por su aspecto entre deportivo y campestre, su grosor práctico y su color todoterreno; son el abrigo estrella de la población. La parka no entiende de género, quizás sí de edad, porque es más abundante entre los adolescentes.

La calle dice no: Pantalones de campana

Los setenta nos han molado, pero sólo lo justo. Parece que nadie quiere volver a pasar por esta etapa. Tal vez temen verse abocados a convertirse en caballos percherones de pelamen vaquero. O tal vez consideran, de nuevo, que esto está reservado para las alturas superiores a la media española, mejor todavía si eres modelo. ¿Nadie se da cuenta de que es la moda más cómoda que podía venir  después de las deportivas...?




La calle dice sí: Pitillos degradados.


... No, porque tiramos a lo seguro. A las carnes prietas enmorcilladas en tallajes inhumanos que ponen a prueba el sistema circulatorio periférico, eso sí, siempre marcando tipazo. ¿Quién no tiene/ha visto esos vaqueros tratados para que tengan aspecto desteñido, ya sea en azul, negro o gris? Otro imprescindible, junto con la parka, su amiga inseparable.
ESTOS (Sammi H.)

La calle dice no: Faldas abotonadas

Matizo: sí, se han visto. Muchas chicas llevaban la minifalda vaquera en su versión setentera. Aquí el fallo es de las tiendas que, emocionadas ante el triunfo, se propusieron abotonar todo bicho viviente. Véase:
Diseñador 1: Acabo de hacer una falda.
Diseñador 2: ¿Tiene botones?
Diseñador 1: No. Pero tiene estampado escocés y es de neopreno. No le pega.
Diseñador 2: PONLE BOTONES.
Y ahí han quedado, las pobres.
Courtney Y.


La calle dice sí: Vestidos de punto


¿Os imagináis un vestido sexy pero informal con la textura y comodidad de un chándal de estar por casa? Ya existe y se extiende entre nosotros, gracias en parte al clan Kardashian. Vestidos largos y ajustados de algodón, lisos o a rayas, capaces de pegarse al cuerpo como una segunda piel, para agrado o desagrado del consumidor, depende de los gustos. Una sola prenda y tienes en conjunto hecho. Perfecto para lucir palmito, como saben bien todas las fitgirls de Instagram.

La calle dice no: botines

Los botines, que tuvieron su agosto el año pasado, quedan olvidados a favor de los tenis y los zapatos tipo Oxford. Como todo el mundo se hizo con los suyos en el invierno 2014-2015, no hay espacio para las nuevas generaciones. No hay más que echar un vistazo a los estantes de zapatos en cualquier tienda juvenil.

De este post de Style in Lima

La calle dice sí: deportivas

La liberación femenina del corsé se queda corta al lado del gran descubrimiento del siglo XXI: llevar tus zapatillas de gimnasio es guay. Eso sí, que sean lo más chillonas posibles, a ser posible de marca y/o blancas. No te creas que te van a valer los tenis del Decathlon.
Paralelamente, las converse blancas se alzan como el Zapato Adolescente 2015 por excelencia.

La calle dice no: Sombreros de fieltro

Este es un caso particular de "la calle dice no" pero el mundo blogger dice ROTUNDAMENTE SÍ. Y es que, aunque la tendencia triunfa en internet, ¿cuántos sombreros hemos visto por la calle? Unas pocas chicas con aspecto de estar metidas en el mundo de la moda y poco más. Para la adolescente llana, los sombreros, demasiado elegantes y atrevidos, no son una opción.
Inês M.

La calle dice sí: Beanies

Sin embargo, no somos inmunes al encanto americano y deportivo de encasquetarse un gorro de lana; con mensaje para mayor swag, con un voluminoso pompón para un toque más divertido. En burdeos, negro y gris (como todo prácticamente en el último año), se ha convertido en un accesorio accesible (valga la redundancia) para el grueso de la juventud. Creo que después de usar la palabra "juventud" me ha salido una cana.


La calle dice no: Camisas victorianas

De nuevo, una tendencia que parecía apuntar maneras en la pasarela, pero que ha quedado en la buenas intenciones (y en los estantes de rebajas). Entre tanto furor sporty, el blanco roto y el encaje no han tenido una buena acogida. ¿Demasiadas reminiscencias a los años de la piji-bohemia?

La calle dice sí: Camisas de cuadros

Comenzaron siendo una moda reservada a los sectores más alternativos, que buscaban un toque grunge llevándolas sobre camisetas de bandas. Hasta que Inditex decidió que conjuntaban muy bien con las parkas y con el rollito entre rockero y leñador que había imperado en la moda de 2014 (imposible olvidarse de la fiebre de las tachuelas). Desde entonces, todo el mundo guarda en su armario la versión clónica de la misma camisa a cuadros rojos y negros.

La calle dice no: Pana

Mom jeans, camisetas de cuello alto, pantalones de campana... Ya que hemos empezado a vestir como nuestras madres, llevémoslo hasta el final, dijeron los diseñadores. ¡Que vuelva la pana! Mejor no, parecen decir las perchas llenas de pantalones a precio de saldo. No volveremos a pasar por la pana -por muy calentita que sea.
Olivia Fleming

La calle dice sí: Skater Skirts

Se han colado en nuestras vidas y apenas nos hemos percatado. Son esas faldas de algodón, lycra o neopreno, de diversos estampados y vuelo por encima de las rodillas que se han convertido en la falda por excelencia. Son cómodas, informales y femeninas -ahí tenéis por qué.


Bueno, ¡la de cosas que me he dejado en el tintero! Tengo ganas de conocer vuestra opinión: ¿qué sectores creéis que determinan que una tendencia ha triunfado? ¿Qué prendas se han quedado en la percha para vosotros y cuáles rescataríais? Ahí tenéis los comentarios para explayaros libremente.

¡Un saludo y buen finde!

-Nana

24 comentarios:

  1. alguno de los outfit estan de lo mas bonitos que tengas un buen dia

    http://historiassparacontarr.blogspot.com/
    https://www.instagram.com/

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho leer este post. Si que es cierto que muchas tendencias lo rompen en blogs o revistas pero luego por la calle casi nadie se lo pone. Tal vez sea porque mi ciudad no es muy grande pero por ejemplo, solo he visto a una persona llevando unos culottes jajaja
    Un abrazo!

    www.wwonderlandia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa con la mayoría de las cosas... Algunas cosas son poco prácticas o poco favorecedoras para la concepción más mundana de lo que es bonito; además, no todo el mundo puede permitirse renovar el armario constantemente.
      ¡Un beso! :)

      Eliminar
  3. Lo peor es la pana, no me gusta nada el tacto que tiene. Un post genial!Besos!

    ResponderEliminar
  4. El terciopelo... no me termina de convencer!

    besos

    http://www.unromanceconlamoda.com/

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustan las camisas a cuadros!! Genial el post:)
    http://noelstyleblogger.blogspot.con
    New post up on my blog

    ResponderEliminar
  6. A mi me gustan las camisas a cuadros!! Genial el post:)
    http://noelstyleblogger.blogspot.con
    New post up on my blog

    ResponderEliminar
  7. Una reflexión muy interesante sobre la moda que funciona y la que no!
    Te invito a conocer mi blog y camisetas: SILVICIOUS BLOG

    Besos!
    Silvicious

    ResponderEliminar
  8. ¡Genial el post! Es verdad que no todo triunfa siempre en la calle. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  9. Mucha razón en lo que cuentas en tu blog! Si que es verdad que muchas cosas se han visto mucho en el mundo blogger y luego en la calle no tanto, es algo curioso!

    Un besazo!
    www.mvesblog.com

    ResponderEliminar
  10. Un post muy original que me ayudara a pensar en lo que compro
    www.andreagmujica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. El post me ha encantado, lo leí todoooo. A lo que le digo un NO rotundo es a los culotte, a mi es que no me gustan nada de nada.
    Besos, te sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta como quedan, al menos en fotos. Aunque no sé si me atrevería a llevarlos... Me alegro de que te haya gustado el blog! <3

      Eliminar
  12. ummmmm.. muy buen buen post!!!! me ha encantado la forma de enfocarlo, yo me quedo con los beanies, los cropped jeans, deportivas y el cuero. Me quedo por aqui!! mil besos

    www.dollactitud.com

    ResponderEliminar
  13. Un post genial, es verdad que no todo triunfa
    Bss

    http://www.blackdressinspiration.com

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado esta perspectiva tan diferente de visualizar las rebajas. Curiosamente la mayoría de las cosas a las chicas de a pie han dicho "sí" y "no" en mi caso son justo al revés, y eso hace que disfrute más de la ropa porque sigo llevando aquello que me gusta y no lo que está sujeto a convencionalismos sociales jajaja puede parecer una tontería, pero cuando sales y todas las chicas van exactamente igual vestidas, me gusta verme y sentir que soy "yo" pesé a las tendencias :) Y es que a la hora de la verdad, la mayoría de niñas que dicen gustarles la moda, no, les gusta comprar ropa, que es bien distinto. No se fijan en lo que realmente se lleva y en lo que les gusta y favorece. Ven las cosas en las tiendas y lo que se sale algo más de "la norma" de lo que se lleva en su barrio/ciudad le ponen caras raras. Y ahí están todas con el patrón de pitillo vaquero, zapas blancas, jersey crop, parka verde y gorro de lana. A mi al menos me aburre.
    Perdona el tostazo xD
    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TOTALMENTEEEEE
      No me parecía muy elegante expresarlo así en el post, pero creo que la mayoría de las chicas son muy clónicas. Mira que me gustan las parkas, pero me niego a ponerme una por empacho y para no agrandar la masa.
      Creo que es imposible librarse por completo de la influencia de las tendencias (tendríamos que vivir en una cueva y confeccionar toda nuestra ropa), pero también a mí me gustan las prendas que me hacen sentirme un poco diferente.
      ¡Nada de tostazos! Es un placer tenerte por aquí :)

      Eliminar
  15. Me ha encantado el post! A mi la mayoría de estas tendencias me gusta, la calle diga no o sí, jajaja
    Espero ru opinión en mi último post, besitos!

    ResponderEliminar
  16. Pues a mi hay muchas que la calle dice no y yo digo un si enorme!!!! jajajaja ;)
    www.martaibrahim.com

    ResponderEliminar
  17. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya, me alegro muchísimo de que te haya gustado! ¡Muchas gracias!

      Eliminar